¿Te mareas al viajar?

Agosto es el mes de los viajes por excelencia. Para desplazarnos a nuestro lugar de vacaciones, algunos deciden usar transportes públicos como el autobús o el tren. A otros, viajar en avión les resulta más barato y rápido para llegar a sus destinos. Pero si hay un vehículo por antonomasia en las escapadas estivales, ese es el coche, ya sea por comodidad, corta distancia o ahorro económico.

El viajar  puede traer algún problema para algunos pasajeros, como esa sensación tan incómoda en la que empiezas a sentir vértigos, mareos y/o fatiga. Si vamos en coche, el remedio es más fácil, pues podemos parar y dar una vuelta para despejarnos. Pero, ¿qué pasa si vamos en un medio de transporte público?¿Existe alguna manera de evitar esa sensación o menguar los síntomas?

Consejos contra el mareo

mareo neumáticos

  • Pastillas antivertigos. Como para todo, siempre hay un remedio en la medicación. Ya sea medicina natural (herboristería) o química (farmacia), encontramos pastillas que nos salvan de esa incomodidad.   Tomarlas antes del viaje son el mejor remedio, pues una vez que ya se empiezan a sentir los primeros síntomas, es más difícil frenarlos.
  • Escoger bien el asiento. No todos los asientos son recomendados para la gente que se marea en los viajes. Una ubicación que te permita ver las vistas, donde la iluminación y la temperatura del aire acondicionado sean las adecuadas, son las más confortables. Evita los asientos traseros.
  • No fijes la vista. Es recomendable escuchar música, conversar de ciertos temas con el resto de pasajeros (por lo que es conveniente ir acompañado en viajes largos), etc.  Leer libros y revistas o utilizar mucho rato el móvil para navegar por Internet aumentarán tu malestar.
  • Importancia de la conducción. Casi más importante que todo lo demás, en términos de salud y seguridad, es la óptima conducción. La persona que va conduciendo debe hacerlo de forma suave, evitando los frenazos y los cambios bruscos de dirección del volante.

Si sigues estos consejos básicos, tu viaje se hará más placentero. Y, sobre todo, no olvides de disfrutar de tu destino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*